domingo, 4 de septiembre de 2011

Los más pequeños también estudian en línea.

Increible pero cierto, los más pequeñines pueden estudiar e interactuar con palabras, imagenes y sonidos y resolver los asuntos de sus tareas (homework en inglés), recien desayunados y con sus pijamas puestas. !!que cosa no!!, a veces pienso que la educación a distancia además de ser una alternativa educativa, también puede generar resistencia para cumplir con ciertas formalidades personales y distorsionar el buen uso del tiempo y el ocio.
No sera necesario el morral, ni levantarse y vestirse temprano para ir al colegio, solo es necesario la computadora y por supuesto, posteriormente, la supervision de un adulto en casa o del profesor, quien tambien revisará sus tareas en línea. Hay varias experiencias sobre el particular, pero me llaman la atención dos que en este momento estan en práctica en el Estado de la Florida, USA.
Sucede que desde el 1997 en Florida, en muchos de sus condados, se viene implementando a través de La Florida Virtual School el proyecto “Digital Learning Now”,(www.flvsft.com) para aquellos estudiantes de primaria y media. Hay mas de siete mil estudiantes matriculados en esta experiencia, la información señala, cito: (…) El maestro está siempre accessible mediante correo electronico, teléfono, chat o un sistema parecido al Skype. La pizarra es blanca y tanto el maestro como el alumno se mantienen conectados e interactuando mediante un “Webinar”o seminario en red, según la directora de los modulos de aprendizaje, Elaine McCall, además se registran online y tiene un encuentro mensual para socializar a todos aquellos estudiantes inscritos en determinados cursos(…)((www.laprensafl.com)). Interesante no. Yo pienso que ya llegó la Escuela 2.0. Pero, o no obstante, quedan en el ambiente algunas preguntas que debemos hacernos; ? En tan corta edad es buena la educación a distancia?, no significa que disminuimos la socialización (el recreo, la siesta, la presencia del maestro, la conversación con sus amiguitos, el traslado en el bus o con los padres al colegio, la colaboración en clases, etc) tan necesaria, especialmente, entre los mas pequeños de edad?, hay aseguramiento de la calidad en lo que se aprende?, cuanto cuesta implementar este sistema en relación al presencial? Y muchas otras preguntas que dejo para la imaginación.
La otra experiencia a observar es aquella donde hoy se están ofreciendo tutorías individuales por internet para los grados de 1 al 8K (octavo grado). Despúes de asistir a la escuela, los niños pueden recibir este tipo de tutorías, especialmente en aquellas asignaturas o cursos donde han tenido dificultades de aprendizajes (existen actualmente problemas serios de aprendizajes en la lectura, lenguaje y matemáticas, entre los estudiantes Nortemaericanos de estos grados). Se señala en un estudio preparado por el departamento de encuestas nacionales de participación estudiantíl (USA. NSSE, 2008) que, los estudiantes que reciben clases por internet se interesan más por el aprendizaje que los estudiantes que acuden a los salones de clases y experimentando otras formas de aprendizajes y estimulando mejor sus capacidades de pensar, integrar y reflexionar. Este ha sido un punto de referencia para implementar alternativas educativas complementarias a la educación formal. Resultados, creo que hay que esperar un poco, pero la experiencia ya de por sí es una novedad interesante.